Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

A proposito de los cuentos chinos.

En los resultados de la reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Hong Kong en el 2005, hay cuatro puntos que destacan:

La obligación de privatizar el acceso al agua, educación, salud, energía, biodiversidad, etc, bajo el engañoso nombre de "servicios";

El desmantelamiento de las industrias en los países del Sur;

La impunidad y apoyo gubernamental a la agricultura industrial para actuar contra la soberanía alimentaria y las agriculturas de pequeña escala y campesinas en todo el mundo.

Por último, pero altamente significativo, la operación de salvataje de la OMC como institución, con la admisión paradigmática de los gobiernos de Brasil e India al exclusivo club de Estados Unidos, Unión Europea, Japón y unos pocos gobiernos más que deciden por arriba de todos los países en función de los intereses de las grandes empresas trasnacionales.

La realidad es que se logró juntar a todos los gobiernos en la aceptacion de la privatización de los servicios y dar aún más entrada a las trasnacionales en todos los ámbitos de la vida de los países.

A la luz de la historia de la OMC, esto es sólo cuestión de tiempo. Al igual que cuando se introdujo en ella el tema de propiedad intelectual, en pocos años se culminó cumpliendo el objetivo central: obligar a todos los países a introducir patentes sobre seres vivos para proteger los intereses de las multinacionales farmacéuticas y agrícolas que comercian con la vida.

No es novedad que la OMC es la instancia internacional gubernamental más poderosa del planeta: Desde su inicio como GATT, siempre fue una institución profundamente antidemocrática, donde las decisiones no se toman realmente en la asamblea de miembros, sino en reuniones cerradas llamadas de "sala verde" , que son autoconvocadas y exclusivas entre representantes de los países poderosos .

No deja de ser una fachada. Quienes realmente deciden son las megacorporaciones cuyo poder sigue aumentado.

No obstante su enorme poder económico, necesitan una cobertura legal que les garantice que no tendrán problemas al actuar dentro de los países. En la gran mayoría las empresas están entretejidas en el poder político con relaciones que van desde la dependencia a la corrupción. Pero como son empresas globales, resulta mucho más eficiente que un "gobierno mundial" obligue a todos a cambiar sus leyes. Este es el papel de la OMC.

Con nada más que promesas diferidas, aceptaron y compulsaron a los demás países del sur a subirse al tobogán de las demandas pendientes de las trasnacionales: apertura de sus servicios y acceso a sus mercados de productos no agrícolas. La Coalición de Industrias de Servicios, de las trasnacionales del sector, expresó entusiasmo por los resultados que les brindan "un nuevo ímpetu muy útil para negociaciones serias el próximo año".

Publicado por Silvia Ribeiro en la Jornada.

23 de Dic. 2005

http://www.jornada.unam.mx/2005/12/23/020a1pol.php

Cartegoria: