Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

Lima a merced del próximo terremoto.

La ley 29090 ha sido promulgada para satisfacer a la Cámara peruana de la construcción. Este organismo tiene por finalidad defender los intereses de los constructores, y no ha tenido en cuenta que estos no tienen nada que ver con la defensa de los consumidores.

Esta ley se ha promulgado interesadamente en contra de todos los colegios profesionales que tienen que ver con la defensa del consumidor.
En este caso el consumidor es el que accede a una construcción promovida, en este "boom" de la construcción que básicamente lo que ha hecho es promover negocio a los bancos y a las constructoras, a costa de estandares de calidad en la construcción.

Lo único que se ha tenido en cuenta es el interés de construir más, no importa cómo ni a que costo. Con esta ley se está permitiendo la violación de todos los códigos de seguridad, las normas de construcción y los reglamentos que desde 1960 se ha venido logrando se apliquen en el Perú.

La evidencia muestra que ni los municipios más eficientes se han escapado a este afán del negocio inmobiliario, y al afán del lucro en la construcción. Esta situación pone desguarnecida a la ciudad de Lima y a merced del próximo terremoto.

Nuestros cálculos estiman que toda la construcción que se ha hecho a partir de este infame instrumento es deficitaria e incumple con las leyes de construcción en el Perú, dejando a la población inerme con un volumen de edificios que va a colapsar y pondrá al Perú como un ejemplo de incuria al igual que Haití.

El drama es mayor cuando los mismos municipios no desean enfrentarse a los inversionistas y no se hace nada por evitar la estafa en la construcción, argumentando que la ley no permite revisiones, ni supervisión, ni exigencias reglamentarias. Es increíble como los municipios están dando licencias de construcción de oficio, sin revisión técnica, sin inspección de obra y sin responsabilidad de los funcionarios.

Esta situación es de tal envergadura que el mismo periodismo interesadamente, parece, no ha hecho la suficiente cobertura de una situación que dentro de poco habrá que lamentar. Tenemos el ejemplo de Chile con todos los edificios que se han destruido con no más de un año de construidos y que recién ahora está tomando consciencia de la gravedad de la situación de haber dejado a la construcción sin supervisión y sin control estricto.

Resulta cómico ver que se quiere formular un plan de prevención, cuando el mismo Estado es el que ha dado todos los pasos para que esta situación se torne inmanejable, y ponga al Perú como ejemplo de lo que no se debe hacer.

Mas risible es ver como el asesor de la CAPECO afirma que toda esta preocupación debe desestimarse en relación al aumento de la construcción. Aquí en sus palabras se ve la única preocupación de CAPECO y de este infame instrumento formulado a imagen de lo que este asesor ha conseguido en contra de los derechos de los habitantes de Lima.

 

 

La situación que describo en estas lineas es independiente de la informalidad con que se ha venido construyendo en todo el país.

 

De pronto y a la carrera no se va a cubrir la desidia permanente que se ha institucionalizado al eliminarse el papel revisor de las comisiones técnicas en los municipios, y al haberse eliminado la obligación de los municipios de responsabilizarse por las edificaciones en su distrito.

 

Podría haberse promulgado un instrumento promocional, pero tomando en
consideración la gravedad del problema que se tenía entre manos. La
ausencia de visión integral del problema y el desprecio típico a todo
lo que es pedirle al inversionista que piense en el otro, está en la
base del problema que ahora se quiere corregir de igual modo, a la
carrera y sin tener en cuenta las implicancias de estas acciones
pensadas con anteojeras, para la coyuntura y para el plazo inmediato.

 

Aquí se ilustra también la realidad de un Estado fallido, que no puede dejar de continuar manteniendo el irrespeto a sus ciudadanos  y las mas elementales normas democráticas.

 

Como ejemplo de otra de las graves perlas de ésta incuria en lo referente a la supervición técnica baste señalar que en todas las playas cercanas al sur de Lima no existe ningún criterio de diseño que haya sido pensado para defenderlas de un Tsunami. Lo que se ha hecho es más bién prepararlas para que sean trampas mortales para el próximo evento que debe ocurrir en Lima. ¿Quién ha supervisado ésto?, ¿quién será el responsable?.

 

La ciudadanía esta indefensa frente a esta situación, y la evidencia muestra que la sociedad civil todavía no es consciente de la gravedad de la situación.

 

¿Se va a esperar que ocurra un evento que ponga al descubierto esta situación cuando ya sea demasiado tarde?

SEGURIDAD EN ENTREDICHO
Critican ley que elimina control previo de nuevas edificaciones.
Según técnicos, nueva norma pone en riesgo las obras de hasta cinco pisos. Las comisiones revisoras evaluarán solo los grandes proyectos urbanos
Por Andrea Castillo Calderón
El Comercio: Jueves, 27 de setiembre

Colegio de arquitectos: 

Portal CAP:

Colegio de Ingenieros:

DESCO: Inconstitucionalidad de la ley :

Categoria: