Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

Gestión y desarrollo de Centros Históricos

El encanto singular de un centro histórico se apodera de todo buen
vecino –y del visitante también–  cuando vaga por sus calles, siente la
mágica imantación de sus plazas o se maravilla con el resplandor de sus
templos. Todo ello contribuye a formar una extraña región dorada.

Escribe: Alvaro F. Gonzalez Quijano ( * )

A mi hermano,
José Nicanor Gonzalez Quijano,
Ministro de la Producción  

–1–

El encanto singular de un centro histórico se apodera de todo buen vecino –y del visitante también–  cuando vaga por sus calles, siente la mágica imantación de sus plazas o se maravilla con el resplandor de sus templos. Todo ello contribuye a formar una extraña región dorada.

Abruma cada hecho que en su agonía va desapareciendo: habito de un templo, de una librería, de una plaza entre las demás; frecuencias invalorables que para todo buen vecino es el alma de su centro histórico.

¿Cómo resistir entonces los embates de un mal entendido concepto de desarrollo? La restauración integral  aplica el método tipológico. Por su parte, la recuperación estratégica  acepta transformaciones históricas sin proponer la recuperación de una hipotética tipología originaria. En una tercera línea de actuación, el análisis morfológico  es el eje.

–2–

En la década del 70 destaca la restauración integral del centro histórico de Bologna.  Iniciado con el análisis histórico del tejido urbano y la identificación de tipologías edificatorias.

Durante las dos ultimas décadas del siglo XX se produce la recuperación estratégica del centro histórico de Roma: sistema articulado y estructurado por zonas históricas, tpológicas y morfológicas diferentes; áreas que requieren instrumentos de intervención diferentes (ver fotografía No 1).

san pedroEn la década del 80 el gobierno municipal de Génova decide afrontar el deterioro de barrios antiguos. Las operaciones no se limitan a edificios singulares, sino que abordan espacios públicos. La calidad que se pretende mantener y potenciar no esta asociada tan solo a la tipología edificatoria sino que incluye a la morfología urbana.

En el centro histórico de Málaga se produce una puesta en valor del patrimonio histórico cultural como valor añadido a actividades económicas. En 1995 el Ayuntamiento emprende programas que tienen como objetivos recuperar  espacios degradados y potenciar el pequeño empresariado.

Como ejemplo de equilibrio entre conservación y renovación urbana destaca el caso de Sevilla. Este proceso es gestado en 1983. En su plan de rehabilitación (1988 – 91) aplica los principios de restauración integral.
gaudi
En la década del 90 destaca el caso de Barcelona (ver fotografía No. 2). Atiende partes singulares de la ciudad y afronta la especificidad de cada barrio, recurriendo a instrumentos de análisis tipológico y morfología del espacio.

La experiencia europea permite pues identificar objetivos: salvar sus centros históricos de la destrucción, restaurarlos integralmente y restituirles un significado dentro de la ciudad contemporánea.                                                             

–3–

La Ciudad de México es inscrita por UNESCO en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1987. Desde 1997 su gobierno define su discurso: que su centro histórico vuelva a ser parte de la vida cultural, social y económica (ver fotografía No. 3).  

La HavanaEn 1982 La Habana es inscrita por UNESCO en la lista del Patrimonio Mundial. El plan para la revitalización de su centro histórico busca preservar valores patrimoniales a partir de acciones de rehabilitación y restauración arquitectónica, rehabilitación urbanística y regeneración socioeconómica.

Quito es inscrito en la lista del patrimonio de la Humanidad por UNESCO en 1978. Hacia 1996 las estrategias del programa de rehabilitación de su centro histórico buscan alianzas estratégicas entre el sector publico y privado.

LimaEn 1991 Lima es declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad (ver fotografía No 4). El diseño de un órgano de gestión para su  centro histórico constituye un desafío pendiente.

–4–

Una conquista de las dos décadas finales del siglo XX es la definición del centro histórico como bien cultural, complementada después al considerársele también como bien económico. El resultado es un discurso integral: conservación de valores culturales asociada a discusiones de carácter socioeconómico.  

Todo centro histórico demuestra vitalidad cuando es capaz de adaptarse a nuevas situaciones derivadas de los cambios sin perder su esencia, sin degradarse o transformarse en una entidad distinta a lo que ha sido.

El proceso de acumulación de reformas o de cambios de actividad que soportan los centros históricos esta vinculado a su capacidad de acumular significados  sin desvirtuarse, sin convertirse en otra cosa.

Fotografías Nos. 1, 2, 3, 4.
Fuente: Alvaro F. Gonzalez Quijano

( * ) Maestro en Restauración de Monumentos (UNI). Diplomado en Planeación, Diseño y Conservación Urbana (Unión Europea – IPN México). Profesor e Investigador (UNI). Coordinador Diplomado Gestión Cultural y Desarrollo (ICP).     

Cartegoria: