Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

Exposición de una tesis de investigación en arquitectura

Hoy día acabamos de tener una reunión para escuchar una sustentación de tesis de investigación de antegrado en arquitectura. La exposición del tesista estuvo excelente en mi concepto.

Que yo recuerde, nunca he escuchado una exposición tan brillante, en forma y en fondo. Desde estas páginas mis alumnos, los pocos que asistieron, estarán de acuerdo conmigo; y quién sustento evidentemente también, porque públicamente así lo hice saber a los asistentes. El único fin de estas sustentaciones es que el tesista cubra un peldaño más en su formación, y que sea esta oportunidad también para que la comunidad académica se informe de las nuevas investigaciones que se realiza en el ámbito académico.

Sin embargo esta exposición sirvio para ver que se requiere elevar el nivel académico por parte de quienes tienen responsabilidad docente.

Hago referencia a este hecho académico, porque tiene una lección particular para mí, que considero importante compartir.

Ocurre que los jurados no habían leído la tesis. Tarea mínima de un jurado. Y digo no habían leído la tesis porque por las preguntas que se le hizo al expositor por parte de uno de los jurados así lo daba a entender. El otro jurado se limito a dar sus comentarios, que son de antología. Por esto comento la exposición, ya que da la idea del nivel a que se puede llegar cuando no se tiene claro el papel importantísimo que los docentes tienen cuando se es jurado de una tesis de investigación, y más en arquitectura, y en un medio como el nuestro.

Las preguntas que comento, buscaban cuestionar el detalle de la forma como se había seleccionado las variables de la investigación. Se quería cuestionar cómo era el detalle de las matrices de investigación. Se quería cuestionar porqué se seleccionaba variables para medir los aspectos expresivos de la arquitectura.

Este cuestionamiento muestra  la  falta de conocimiento por parte de los jurados. No habían presentado sus observaciones previas a la sustentación. Cuando el tesista se presenta a la sustentación no va a contar detalles administrativos que en una sustentación no tienen sentido, su tarea es la discusión de conceptos  estructurales de la arquitectura tratados y examinados en su tesis,  su tarea es el enfrentamiento al examen de la teoría de la arquitectura, al examen de la crítica, de los conceptos y de las lineas maestras del pensamiento sobre arquitectura. El jurado no estaba a la altura de este reto. 

El tesista sustento brillantemente las interrogantes dando una argumentación exhaustiva, sustentando sus fuentes bibliográficas y demostrando dominio de su marco teórico, y dominio de la teoría de la arquitectura que había investigado con lógica y solvencia metodológica.

Ninguna de las preguntas fue hacia materias teóricas. Ninguna de las preguntas hizo relación al conocimiento de la teoría de la arquitectura. Ninguna de las preguntas revelo conocer las fuentes teóricas del sustentante. No se hizo referencia a ninguna fuente de la teoría de la arquitectura. Sólo se hizo referencia empecinada a detalles operativos, que evidentemente, quien preguntaba, desconocía, y que estaban plenamente detallados en la tesis. Esta centralización en detalles sin importancia revela el desconocimiento de lo que es el proceso de investigación, y de que lo central de él se centra en la discusión conceptual que es lo que da fundamento y claridad a las ideas.

El otro jurado cuestionaba que cómo se hacía una encuesta si no se había considerado más variables y que no era de mayor nivel. Incluso se pedía si se había determinado estratificación por edades de los encuestados. El sustentante absolvió las preguntas dando razón del sustento de la base empírica y que ella se limitaba a un elemento de referencia básico, que en investigaciones de mayor profundidad se pueden realizar con mayor amplitud.

Evidentemente esta referencia buscaba descalificar la encuesta porque no tenía nivel y factura de mayor complejidad. La pregunta del jurado desconoce el hecho de que debía referirse a un trabajo inicial de antegrado, y no a uno de mayor nivel, pe. de maestría. En este caso ademas, la pregunta es tendenciosa porque un estudiante de antegrado en la materia del sustentante no tiene en su competencia el manejo de una encuesta, ni menos el de darle una factura de complejidad que es materia de un especialista de apoyo lo cual no es el caso para una investigación de antegrado.

Se hizo mención también a cómo el tesista se había aventurado a hacer una tesis sobre teoría de arquitectura, cuando ese es un terreno espinoso, al cual se decía había acuerdo en no tocar ese tema. Esta mención también es sesgada, ya que demuestra profundo desconocimiento e ignorancia de que el punto de partida para hablar de investigación en arquitectura es el conocimiento y la discusión de la teoría de la arquitectura.  La única manera de hablar de arquitectura, apropiadamente, es através de un dominio de la teoría de la arquitectura, cualquier otro caso es pura y simple especulación, sin ningun valor académico, y vetada en el ambito de la investigación y del conocimiento. Lo antológico del caso es que quien hace ésta referencia dirige un instituto de investigación. Se puede ya tener idea de cuál es el nivel que tiene este instituto.

Ambos jurados demostraron desconocimiento del tema, falta de conocimiento sobre teoría de la arquitectura actualizada, y una visión sesgada, prejuiciosa y parcial hacia la exposición de un tesista que lo único que hace es cumplir con los elementales protocolos de una investigación académica.

Este tipo de actitud académica viene ocurriendo con frecuencia e ilustra el  nivel intelectual que se tiene en la actualidad en los medios académicos a los que me refiero, en los cuales, como en el caso que comento, el sustentante tiene un nivel intelectual superior al de los jurados, y demuestra un mayor conocimiento de la teoría de la arquitectura que lo demuestra solvente y con autoridad para su discurso, muy lejos del floro típico lleno de opiniones sin ninguna base y totalmente alejado del conocimiento y de la verdad en la arquitectura, como es el caso de la gran mayoría de las tesis de investigación que se vienen sustentando.

Este hecho que reporto hace ver uno más de los problemas que tiene la enseñanza de la arquitectura, que se enfrenta a estas visiones que ignoran los fines de la enseñanza universitaria, y que exige mayor formación y nivel académico por parte de quienes ejercen la función de enseñanza.

No obstante que el sustentante recibió un calificativo máximo, la comunidad académica esta notificada una vez más.

 

Cartegoria: