Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

¿QUÉ ES LA ARQUITECTURA?

PAV

Cayetano Acuña Vigil

¿Qué es la arquitectura?, los estudiantes se lo preguntan y en donde estudian no les saben responder, porque quienes enseñan nunca aprendieron qué es enseñar y menos arquitectura.

Dramática situación de los centros de "estudio" que lucran con la pretendida "educación", ya que sólo son centros de comercialización.
Sin embargo esta pregunta se la formulan pocos. La respuesta es directa. Sirve para ganar dinero facilmente, sin esfuerzo.
Por lo tanto la profesía autocumplida es válida.
¿Para qué leer? , ¿Para qué reflexionar?, ¿para qué investigar?
Si sólo se trata de ser diseñador, como quien diseña zapatos, o tangas, o pantalones. El arquitecto diseña objetos de consumo.
Esto esta siendo validado tragicómicamente con el paradigma de que todo vale, y cuanto mas facil mejor.
Y sin esfuerzo se valida la cundería y la viveza. ¿No tienen remordimiento estos adalides de la trampa y del engaño?
Parece ser que los tiempos del engaño y de la viveza se han entronado. Adios a la auto estima.
Diseño objetos de consumo, entonces dicen que hago arquitectura.
Arquitectura sin mística, sin ideales, sin una razón fundamental, sólo negocio al menor esfuerzo, sin objetivos profundos, puramente fenicios.
Sin actitud crítica y sin nada de valor que constituya un aporte.
Validar la sin razón y el negocio facil es el paradigma vigente en la enseñanza de la arquitectura.

Sobre la investigación
La evidencia muestra que muchos docentes universitarios no investigan, y que son ellos mismos quienes se oponen a la enseñanza de las asignaturas de investigación. Más aún están creando vías alternativas para que los graduandos no realicen investigación, tal es el caso de varias universidades públicas y de la mayoría de las universidades privadas, esta es la razón de la pérdida del nivel académico por todos conocida y de la creciente falta de competencia profesional.

Esta situación expuesta en los estudios muestra que estamos al mismo nivel que países que sólo presentan una universidad o institución en la lista, la mayoría africanos. Estamos por debajo de otros países de la región como Brasil (27 instituciones), Argentina (12) o Chile (11); y ni mencionar la distancia que nos separa de quienes lideran la tabla: Estados Unidos (456), China (198), Reino Unido (139), Japón (160) y España (137).
Frente a esta situación en las universidades nacionales en donde han logrado que haya facultades de arquitectura, se esta permitiendo que se graduen alumnos sin hacer investigación,  ni tesis, como en la mayoría de las universidades particulares, en donde no se tiene ningun respeto por lo que a la calidad académica se refiere, abriendo un seudo sistema que vulnera las mas elementales normas académicas haciendo que los graduandos paguen la obtención de su titulo, sin hacer investigación, a la que sí se le exige a todos los alumnos regulares.
 
 
La paradoja incluso esta en que a quienes presentan sus proyectos de investigación y de tesis se le pone la mayor cantidad de trabas y de repreguntas como para disuadirlos de seguir el camino de investigar. Preguntas formuladas por no especialistas y sólo con animo de disuadir a alumnos que ya han pasado por tutoria en sus respectivos talleres de investigación.
Aquí se encuentra la viveza y la cunderia a la que me refiero. Viveza de quienes permiten alegremente esta situación amparandose en que se hace bajo la mesa con el silencio complice del concejo de facultad y de los docentes a quienes se les encarga la administración de este engaño, y cundería  de quienes se prestan a salir por la puerta falsa y con el estigma  ante la comunidad académica, que si los tiene registrados ante el empleo de una opción anti académica promulgada al margen de la ley y con una ética no aceptada.
¿Para qué leer? , ¿Para qué reflexionar?, ¿para qué investigar?, estas son las preguntas que se hacen los promotores de esta situación que desnaturaliza la actividad de investigación que realizan los alumnos que no desean hacer un pago ilegal para la obtención de su titulo para graduarse.

Con esta situación cómo quedan las asignaturas de Talleres de Investigación.

Estas asignaturas tienen por principal objetivo motivar a los participantes a plantearse el reto de investigar, haciendo uso de técnicas, procedimientos y métodos pertinentes para lograr la construcción del conocimiento y/o su respectiva aplicación.
Sin embargo tienen que enfrentar el dilema de motivar a investigar a los alumnos a quienes se les dice, por los administradores de turno,  “que mejor se esperan un ratito”  y luego sin hacer tesis, sin hacer investigación obtienen su titulo pagando una comoda suma de dinero.
Si sus objetivos específicos son:
• Explicar las normas, técnicas y procedimientos que rigen el proceso de la investigación científica en función de los paradigmas cualitativos y cuantitativos que orientan la actividad investigativa.
• Proporcionar los elementos fundamentales para la construcción del conocimiento.
• Aprender a detectar y expresar un problema de investigación, formulando sus objetivos e hipótesis para plantear en cada caso, las mejores alternativas de solución.
• Capacitar a los participantes para presentar proyectos de investigación de acuerdo con los métodos, técnicas y requisitos metodológicos pertinentes.
Sin embargo  lo que se acepta en esta modalidad es cualquier cosa sin validación académica, lo que importa es recaudar dinero y que nadie se de cuenta de lo que se esta haciendo sigilosamente, y de este modo estos objetivos quedan automáticamente sin valor.
¿Frente a esta situación pueden estos irresponsables hablar de enseñanza de arquitectura, y además pueden pretender que alguien pueda concederles alguna certificación académica?
 
 
 
 

¿Que sostenemos?

 

La investigación que postulamos, es una que está basada en la búsqueda de la verdad, y que tiene como sustento una epistemología de la arquitectura pertinente y apropiada al contexto.

 

Sostenemos una investigación que no considera a la arquitectura como un objeto de consumo, y en donde el valor del servicio sea prioritario.

Sostenemos una investigación de la arquitectura que la considera en forma holística en donde el hombre es el sujeto frente a la que se basa en juegos de abalorios de carácter puramente formal.

Sostenemos una investigación que recusa el discurso mesiánico del modernismo, en el cual las obras arquitectónicas dejaron de servir a las necesidades humanas específicas para convertirse en verdaderos manifiestos particulares sin sustento ni fundamento, basados en el lucro y la ganancia.

Esta investigación recusa las viejas máximas propias del despotismo ilustrado, que ha encontrado eco en la arquitectura comercial y que enajenada por el consumo no pierde el tiempo investigando lo que realmente requieren a quienes en realidad tienen que servir.

Esta investigación revisa el dogma modernista de la forma sigue a la función en la arquitectura resultante, que muchas veces es un compendio de formas preestablecidas que poco y nada responden a los requerimientos y contexto que les habían dado origen.

Categoria: 

Comentarios

Muy pertinente el artículo, ésta reflexión no es solamente a nivel local, es una pregunta que guarda todo un complejo e interesante mundo a descubrir. Justamente lo "fundamental" en arquitectura es un tema que se toca actualmente en muchas escuelas internacionales, fue temática principal de la última Bienal de Venecia y es materia de conferencias de teóricos actuales, generando una discusión más que interesante.
Bueno también es explicar qué no es la arquitectura y al parecer, segun lo expuesto en el artículo, las universidades pasaron a ser formadoras de carreras técnicas, es un atentado hacia nosotros mismos, un: "que se joda el resto mientras yo estoy bien", sin embargo vale seguir batallando contra todo eso, por respeto a los buenos maestros que tuvimos y tenemos y sobre todo por respeto a nosotros mismos.